Quienes Somos

Somos una iglesia independiente que tiene como objetivo principal comunicar la Palabra de Dios a los que nos rodean.
Mediante reuniones dinámicas y actividades programadas, queremos proveer un lugar de aprendizaje y desarrollo para los creyentes. 

No hay una meta mayor para el hombre que conocer al Salvador y Señor de su vida.

 

Que Creemos

1.  La Biblia: Con respecto a la Biblia creemos que los textos del Antiguo y Nuevo Testamentos, como fueron escritos originalmente, fueron inspirados por Dios, quien comunicó Su Palabra a través de hombres controlados por el Espíritu Santo a fin de que las Escrituras fueran sin errores; 2Ti.3:16, 2P. 1:21,   Mt. 5:18, Jn.16:12-13

2.   Dios: Creemos en un Dios, el creador del cielo y la tierra; que en la unidad de la Divinidad hay tres personas, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, iguales en poder y gloria, y ejecutando oficios distintos y armoniosos en la gran obra de la redención; Dt.6:4, 2Co.13:14

3.  Jesucristo: Con respecto al Señor Jesucristo creemos que él es el Eterno Hijo de Dios, y fue concebido por el Espíritu Santo y nacido de la Virgen María. Su nacimiento fue único entre los hombres. Él vivió una vida absolutamente sin pecado, y en su muerte hizo una expiación completa y vicaria por nuestros pecados, muriendo como un sustituto voluntario en lugar del pecador. El resucitó de los muertos al tercer día, y ascendió corporalmente al cielo. Creemos que El vendrá otra vez para llevar a sus Santos, y para establecer su reino; Jn.1:1,2,14, Lc.1:35, Ro.3:24-25, 1P.1:3-5, 2:24, Ef.1:7, Hch.1:10-11.

4.     El Espíritu Santo: Creemos que el Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad poseyendo todos los atributos de la personalidad y la Deidad. Es igual al Padre y al Hijo, y es de la misma naturaleza. Su relación con el mundo incrédulo es convencerlo de pecado, de justicia y de juicio; Jn.16:7-15, Ro.8:9, 1Co.12:12-14, 2Co.3:6;  Que también ha dado dones a todos los creyentes en Cristo para edificación de la Iglesia, Ro.12:3-8, 1Co.12:4-11.

5.   El hombre: Con respecto al Hombre, las Escrituras enseñan que fue creado por un acto directo de Dios, y no de alguna forma de vida anteriormente existente. Por transgresión voluntaria, él cayó de su estado de inocencia, y como consecuencia, todos los hombres ahora son pecadores por naturaleza y por voluntad propia; Gn.1:26-27, Ro.3:22-23, 5:12, Ef.2:1-3

6.    La Salvación: Creemos que la Salvación es por la Gracia de Dios, sin las obras del hombre, recibida solamente por la fe en el Señor Jesucristo. Es eterna y totalmente segura para todos aquellos que la reciben; Jn.3:16, Ef. 2:8-9, Jn.10:27-29, Ro.8:38-39, Ti.2:11, 1Jn.2:2. Respecto a la enseñanza de esta doctrina, no adoptamos los argumentos de movimientos divergentes, tales como: Reformistas, Calvinistas, Arminianos y otros. Nuestra iglesia no promueve ninguno de ellos en particular, "y perseveraban en la doctrina de los apóstoles" Hch.2:42 .               

7.    La Iglesia: Creemos que la Iglesia, que es la novia y cuerpo de Cristo, es un organismo espiritual, y compuesto de todos los creyentes nacidos de nuevo en esta era; 1Co.12:12-14, 2Co.11:2, Ef.1:22-23, 5:25- 27

8.   Bautismo y Santa Cena: El bautismo bíblico es por la inmersión del creyente en agua una sola vez, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, ilustrando la muerte del creyente al pecado y su resurrección a una nueva vida; Mt.28:19, Hch.2:41, 8:12, 9:18, 10:47-48, Ro.6:3-6. La Santa Cena es el recordatorio de la muerte de Cristo hasta que El venga, y debe ser precedida por una auto-examinación solemne; 1Co.11:23-26, Lc.22:19-20

9.  La eternidad: Con respecto a la eternidad, las Escrituras enseñan la resurrección corporal del justo y del injusto. Todos aquellos que por fe son justificados en el nombre del Señor Jesucristo, pasarán inmediatamente y por la eternidad al pleno deleite de la presencia de Dios, y que todos aquellos que por impenitencia e incredulidad rehusan aceptar la oferta de misericordia de parte de Dios, pasarán la eternidad en juicio eterno; Mt.25:46, Jn.5:28-29, 11:25-26, Ap.20:5, 6, 12, 13, Lc.23:43, 2Co.5:8, Fil.1:23, 3:21, 1Tes.4:16-17

10.  Satanás: Con respecto a Satanás, las Escrituras enseñan que el diablo existe, que es lleno de toda asechanza, que busca continuamente frustrar los propósitos de Dios y engañar a los hombres para que no crean al evangelio; Job 1:6-7, Is.14:12-17, Mt.4:2-11, 25:41, Ap.20:10.

11. Separación del creyente: Con respecto a la Separación Personal, las Escrituras enseñan que el creyente debe estar separado del mundo para Dios, y con la ayuda del Espíritu Santo, andar en amor y santidad, exhibiendo las cualidades de honestidad, integridad, perdón, y bondad; Ro.12:1-2, 14:13, 2Co.6:14, 7:1, Ef.5:11, 1Jn.2:15-17. 

12. Separación Eclesiástica: Las Escrituras enseñan que la Iglesia debe estar separada de toda organización que comprometa la doctrina bíblica; 2Ti.3:1-5, 2Jn.9-11